Los humanos somos seres impacientes por naturaleza. Nos gusta ver resultados rápido, ya que esta es la forma de mantener nuestra motivación a lo largo del tiempo.

Es por eso que muchos bloggers neófitos se preguntan cómo pueden empezar a ganar dinero desde el primer día una vez abren su flamante sitio web.

La dura realidad es que siendo sinceros, te va a costar ganar dinero si no tienes una audiencia lo suficientemente grande detrás.

Por suerte, hay diversas formas en las que puedes empezar a monetizar tu contenido sin que necesites demasiadas visitas para ir ganándote un dinerillo extra mes a mes.

No esperes un sueldo estratosférico ni nada por el estilo. Cuando un blog es pequeño, necesita de tiempo para echar raíces y empezar a construir su propia audiencia.

Sin embargo, si lo que quieres es rentabilizar tu contenido desde el primer día, aquí tienes 4 formas sencillas de empezar a ganar dinero con tu blog sin tener demasiadas visitas:

1. Links de afiliados:

Para mí, se trata sin duda de la forma más sencilla de empezar a hacer algo de dinero y monetizar tu contenido desde el minuto 0.

Poner links de afiliados consiste en añadir enlaces dentro de tu contenido de productos relacionados con los temas que tratas.

Por ejemplo, si tengo un blog donde hablo de kindles y lectores electrónicos, puedo escribir un artículo hablando de los mejores aparatos del 2019 añadiendo links de afiliados a los productos de Amazon.

Por cada venta que se efectúe desde mi sitio web, me llevaré una pequeña comisión.

Obviamente, necesitas de un poco de flujo de visitas para poder producir alguna venta, aunque es una buena forma de empezar a ver cómo entran algunos ingresos a tu cuenta.

Hoy en día, prácticamente cualquier portal de comercio electrónico cuenta con sus propios programas de afiliados en los que puedes apuntarte. No se pide ningún tipo de criterio ni exigencia.

Muchos infoproductos y productos electrónicos también ofrecen esta posibilidad. Por ejemplo, cursos de otros creadores de contenido online, temas de WordPress o cualquier otro tipo de producto digital que te puedas imaginar.

2. Adsense

En mi opinión, esta es la forma menos recomendada de ganar dinero hoy en día en internet, aunque también es muy válida.

Si no conoces este método de monetización, te contaré que consiste en colocar banners de publicidad de Google en tu sitio web anunciando productos y otras páginas las cuales pagan a la plataforma por aparecer en estos espacios.

Tú te llevarás una pequeña comisión por cada click que den en los anuncios, que suele ser equivalente a unos pocos céntimos, aunque esto siempre está ligado a la temática.

El tipo de anuncio que aparece en tu sitio web suele estar relacionado con el nicho de tu contenido. Por ejemplo, la publicidad sobre universidades, educación, seguros o bolsa suele ser la que más cara se paga.

Es decir, que si tu blog va de esos temas, el pago por click será bastante mayor. Si quieres hacerte una idea de cuáles son los nichos más rentables para monetizar en Adsense aquí tienes una lista hecha por el blog Blogger 3.0.

Eso sí, te recomiendo que no escojas una temática solo por el simple hecho de que se pague bien en Adsense.

Piensa que vas a tener que escribir acerca de esta temática y que si no te gusta, va a ser toda una tortura sacar el blog adelante.

Imagina dedicar 5 horas a la semana a escribir contenido acerca de fluctuaciones de bolsa o seguros de coche y sus estupendas coberturas. Si no tienes ni idea del tema ni tampoco te interesa en absoluto, será todo un horror.

Todos los bloggers hemos cometido el error alguna vez de escribir acerca de algo que no nos gusta solo porque creemos que es lo más rentable.

Y esto es una decisión completamente respetable, aunque deberás tener en cuenta también el gran esfuerzo y fuerza de voluntad que necesitarás para llevar a cabo un proyecto así.

Una buena solución si aun así estamos decididos a escribir acerca de un tema que no nos apasiona simplemente por los ingresos que nos va a reportar, es invertir en un redactor freelancer que haga todo este contenido por ti.

Puedes encontrar muchísimos de calidad en plataformas como Fiverr que por unos cuantos dólares, escribirán los artículos por ti sea cual sea la temática escogida.

3. Vender tu propio ebook:

Un ebook fue precisamente la forma con la que gané mis primeros ingresos aquí en internet. No tenía audiencia, tan solo un pequeño blog que apenas llegaba a las 300 visitas diarias.

Lo vendí a través de Amazon gracias a su programa KDP de publicación y lo anuncié en mi blog para potenciar las ventas. Al principio casi no tenía ventas, hasta que la cosa se empezó a animar y me gané unos primeros ingresos gracias a él.

Aunque creas que tu conocimiento no es lo suficientemente profundo como para escribir un libro, piensa que siempre habrá alguien que sabrá todavía menos que tú acerca de esa misma temática.

Además, la venta de un ebook es un ingreso totalmente pasivo. Inviertes tu tiempo en él durante unas semanas, y luego lo pones a la venta. Con el tiempo, se va creando una bola de nieve, con lo que el libro te va proporcionando más y más ingresos.

Llegó un día en el que una empresa llamada Booka se ofreció a maquetarme el libro en formato audiolibro sin yo tener que hacer ninguna inversión, todo a cambio de un porcentaje de las ventas.

Yo acepté encantada y ahora este mismo libro, “Coaching para el éxito”, se encuentra entre los más vendidos de la aplicación de audiolibros más descargada en España: Storytel.

De esta forma, ya no solamente obtengo ingresos desde Amazon, sino que también voy cobrando de las ventas que se realizan a través de la versión en audiolibro. Todo un lujo, ¿verdad?

Además, ahora mismo tengo otros dos libros en venta en Amazon, los cuales también me van reportando ingresos todos los meses: “El cerebro motivado” y “Donde ocurre la magia”.

4. Ofrecer tus servicios como freelancer:

Aunque trabajar como freelancer no es un ingreso pasivo, sino más bien un ingreso activo ya que estás vendiendo tu tiempo, lo cierto es que es una buena forma de ir ganando algo de dinero desde casa mientras construimos nuestro imperio online.

De hecho, a mí me funcionó excelentemente.

Empecé a ofrecer mis servicios como redactora y utilizaba mi blog como escaparate para mostrar mi trabajo.

En un mes, ya tenía suficientes clientes como para dejar mi trabajo 8/5 y dedicarme a ganar dinero de forma totalmente online.

Obviamente, mi objetivo final era ganar el suficiente dinero de forma pasiva con mi propia marca personal y mis productos como para no tener que recurrir a ingresos activos nunca más, aunque lo cierto es que este primer paso me ayudó muchísimo a ganar tiempo para dedicárselo a mi proyecto.

Tú puedes ofrecer tus servicios como freelancer sea cual sea tu habilidad. En el post que hice somo cómo me convertí en una Nómada Digital de los pies a la cabeza en un tiempo récord, te conté cuáles fueron los procesos que llevé a cabo para empezar a trabajar desde casa.

Además, aunque trabajar como freelancer no sea tu objetivo final como ocurría en mi caso, lo cierto es que te dejará bastante tiempo libre para poder dedicárselo a tu incipiente negocio digital mientras te dedicas a algo que te gusta.

Si funcionó para mí, puede funcionar para ti también.

¿Alguna cuestión acerca de estas formas de monetizar tu blog? Déjame un comentario con tus preguntas e intentaré responderte lo antes posible. 🙂